Mi Venezuela en Huelga de Hambre… Pero con sed de Justicia.

25 de Marzo de 2011

Viernes

Fue un día crítico de tantos que se han acumulado, de tantos que están por venir.

Nunca he estado de acuerdo con las huelgas de hambre. Más vale hacemos vivos…

Más aún así, respeto la decisión personal, de cada uno de aquellos que han escogido esa opción como medio de hacer valer su voz, de ser escuchados…

Como manera de protesta, no estaré de acuerdo con tu opinión, tendremos opiniones distintas, pero defenderé tu causa tan como si fuese mía. Este es el caso.

Varias semanas, meses casi, van ya desde que el primer estudiante, seguidos por otros tantos, en una búsqueda de ser escuchados por el Gobierno, decidiesen la opción de la huelga de hambre.

Hoy, luego de dos días extenuantes, ante la no respuesta del Gobierno, dos estudiantes esta semana, un chico hace unos días y una chica hoy, decidieron no sólo seguir en huelga de hambre, sino también la difícil decisión de coserse la boca.

Coserse la boca.

Se lee tan fácil. Se ve tan difícil. Se siente la impotencia mezclada con tantos sentimientos antagónicos.

Hoy expreso, de nuevo y fielmente mi inconformidad ante este régimen, ante esta dictadura disfrazada de democracia. Democracia avalada por unos pocos, en un gobierno a que no le dan las cuentas.

Me molesta el venezolano. Sí, ese venezolano que no respeta! Ese venezolano que denigra a otro igual a él.

Indignación. Sí. Indignación de ver cómo “venezolanos” se burlan de los estudiantes.

Indignación. De ver cómo el Gobierno no responde a la petición de los estudiantes.

Tristeza.

Tristeza de ver en lo que se ha convertido mi hermoso país. Bueno, no el país, los que vivimos en él.

Admiración.

Admiración por esos estudiantes que están dando TODO de sí para que este Gobierno los tome en cuenta. Y… Nada.

No sucede nada.

Arrechera.

Arrechera de ver el “comodismo” de la mayoría.

Arrechera.

Arrechera da ver a “venezolanos” ir a ver a los estudiantes en huelga a tomarse fotos con ellos. Esa vaina, carajo, no es una sesión fotográfica! Coño! MADUREN!

Arrechera. Tristeza. Indignación….

Por qué nuestros estudiantes deben de llegar a este extremo?

Mientras todos estamos TRANQUILOS en nuestros trabajos, casa o haciendo qué sabe qué coño, muchos estudiantes están en huelga de hambre, cosiéndose la boca, dando su vida por NUESTRO PAIS. ¿O es que acaso pensamos que el país es de ellos nada más?
Porque ya no es que solo protesten los “hijos de papá y mamá”… Es que TODO EL PAIS está en protestas, aisladas; Es TODO EL PAIS.
Acá como que MUCHOS tiene sangre de horchata, definitivamente.

¿Cuántos de AQUI sería capaces de pasar un mes en huelga de hambre? ¿Cuántos de los que me leen, tienen las agallas de hacerlo? Ninguno

Entonces… vayan a criticar al carajo! No critiquen a los estudiantes; Porque por lo menos ellos sí están haciendo algo por nuestro país. NUESTRO PAIS.

Vayan… Vayan a tomarse fotitos con los estudiantes haciendo huelga.
Vayan… Vayan a seguir haciendo marchitas y bailando regetton en las mismas.
Vayan… Sigan haciéndole el jueguito al Gobierno.

Tomando las palabras de una buena amiga, lo que molesta es la inconsciencia, el irrespeto, la apatía y el conformismo del venezolano, que critica y no edifica

Salir a la calle. Todos. Pero sin bailoterapia. A menos que se resignen y quieran esperar 42 años como Libia… 50y dele años como Cuba…
No podemos dejar a nuestros estudiantes solos, en muchos estados hay estudiantes dando su vida por su futuro, por nuestro futuro, por nuestro país… Todos a la vez, sin desfallecer… No podemos seguir así, bajando la mirada, quejándonos sin hacer nada, quejándonos, por las faltas de presupuesto, quejándonos por la subida de la comida, de que ya el salario no alcanza, de que todo sube, pero los ingresos bajan… No es que sean los opositores, o los chavistas.. NO! Esta situación nos afecta a todos por igual, al que vive en el Este, al que vive en el Oeste, al que vive en un cerro, al que vive en apartamento, al que vive en la capital, a los que viven al oriente y occidente… A Todos!!!!

¿Será que el venezolano de calle, el de siempre, el adeco o copeyano de corazón, el que sufrió con la dictadura, el que tiró piedras en la UCV, el que trancó calles con la guarimba… se resignó?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s