Así de fácil es la cosa: Licencia para flaquear

Licencia para flaquear

“Sensación de que en esta ciudad la torpeza de los cuerpos no es más que el baile de los que piden perdón siempre, gesticulan disculpas y agradecimientos siempre, sin haber hecho nada nunca.

Sensación de que hay alguien que anda oxigenando culpa por ahí, como si la culpa fuese sana y deseable, y como si el acto mismo de oxigenar, sin importar qué, lo librase de sus propias culpas.

Sensación de levantarme, luego de un sueño denso, sólo para ver a ese tipo que es todo fiesta dentro de mí acercarse y pegarse un tiro. Sensación de que alguien siempre viene de pegarse un tiro, de que uno siempre está al medio de algo, y de que es tan ridículo tener miedo como no tenerlo.”

*

Versos tomados del libro “Así de frágil es la cosa” del escritor Martín Hopenhayn, como parte de la serie “La pequeña biblioteca”. Varios de estos versos/publicaciones/aseveraciones se me parecen tanto a “cierto tipo de venezolano” de hoy en día… Ojo, es sólo mi apreciación.

*

Martín Hopenhayn nació en 1955 en Nueva York y vivió en Caracas, Buenos Aires y París, residiendo desde hace unos 20 y tantos años en Chile. Trabaja en temas de desarrollo social y cambio cultural en Naciones Unidas.

*

Imagen cortesía del Blog Autodestrucción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s